Elver Dugo Taims
un periodiquito periódico independientemente independiente de satira política puertorriqueña

San Juan, Puerto Rico

Desde la Poesía

¿Quién es el ignorante que sostiene que la poesía no es necesaria a los pueblos? Hay gentes de tan corta vista mental que creen que toda la ruta se acaba en la cáscara. La poesía que congrega o disgrega, que fortifica o angustia, que apuntala o derriba las almas, que da o quita a los hombres la fe y el aliento, es mas necesaria a los pueblos que la industria misma, pues esta les proporciona el modo de subsistir, mientras que aquella les da el deseo y la fuerza de la vida. ¿A dónde irá un pueblo de hombres que haya perdido el hábito de pensar con fe en la significación y el alcance de sus actos? Los mejores, los que unge la naturaleza con el sacro deseo de lo futuro, perderán en un aniquilamiento doloroso y sordo todo estímulo para sobrellevar las fealdades humanas; y la masa, lo vulgar, la gente de apetitos, los comunes, procrearán sin santidad hijos vacíos; elevarán a facultades esenciales lo que debe servirles de meros instrumentos y aturdirán con el bullicio de una prosperidad siempre incompleta, la aflicción irremediable del alma, que sólo se complace en lo bello y grandioso
                                                                José Martí, Diario del Sureste. Mérida, Yucatán, miércoles 23 de septiembre 1936
 
Poemas de
Elsa Tió
poeta puertorriqueña
 
 
 
Arco

Circunferencia elástica,
geometría de lucha
viajas colgado del pecho del guerrero,
como una banda de valor.

Curva emoción que tensa al aire
tu cuerda arquea energía
en pleno dominio de lo recto,
para apuntar distancias.

La flecha silva su canción
con precisión de linéa
y atraviesa la piel del horizonte,
subrayando el espacio
con vocación de pájaro.

Arco que te pienso arco
paréntesis del tiempo
que impulsa a tantos otros arcos
a traspasar recuerdos.

Arco de flecha
con dicción de aire
y canción de leyenda
que enseñaste a volar la puntería.

Flecha clavada en el llanto
atraviesa la muerte
y gritas libertad ágil y esbelta.

El Arco y la lira
cruza la imaginación
lanzando palabras para alcanzar los versos.

El arco de triunfo
conquista belleza
apuntando el corazón de un pueblo.

El arco del puente
se mira en el paisaje del río.

El arco de los soles truncos
hunde a las sombras en las casas viejas.

El arco de la media luna
recorre con su sonrisa
la curva eterna del amor.

El arco del arcoiris
clava esperanzas
en el azul del cielo.

El arco de la ceja
lanza flechazos de amor.

El arco de tu mano
roza la piel de la emoción.

El arco de mi seno
resbala por el cielo de tu boca.

Arco y flecha, arco de triunfo
arco y la lira, arco del puente
todos cruzan los sueños y el destino.

Arco recien hecho de ramas
flor de la mirada
de raiz y de viento
cantor de la espesura
deletreando "güazabara,

No hay arco sin arquero
visión sin pensamiento
vitalidad sin ilusiones
pasión sin corazón.

                          
 Elsa Tió
 
 
 
Cuando tus ojos
 
Cuando tus ojos en el libro los desee en mi pelo
y sienta la nostalgia de tus manos
que reposan tranquilas en la mesa
cuando sepa el olor de tu piel
cuando mi cuerpo sepa el peso de tu cuerpo
cuando tu sonrisa piense en mí
cuando sepa la forma de quedarte dormido
cuando me quieras como la madera
quiere al árbol en que vive
entonces yo seré tu cántaro
y yo seré tu sed.

                         Elsa Tió
 
 
 
Hombre de sal y sol
 
Hombre de sal y sol, de espuma y viento,
de horizonte estela y travesía,
de corazón abierto como un río
y caminos de agua y lejanía.
A fuerza de marejada te formaste
contra rumbos sin puerto y sin gaviotas,
contra el cielo, la nube el arcoiris,
naufragios remolinos y desoladas rocas.
Obrero de la mar y de mi cuerpo
hecho para el espacio y para las constelaciones.
Hoy soy flor en tus manos
cánamo , red, timón y mediodía.
Hay restos de naufragio en tu mirada
voces de caracol aún sin lenguaje
extraña y melodiosa melodía.
Cuando la noche acampa en las estrellas
crece en mi corazeon mi marejada,
y algo de mí se convierte en océano
mientras nos sumergimos como se sumerge la luna
en el silencio terrible de los peces.

                                                  Elsa Tió
 
 
 
 
 
Oración De Mi Entraña
                 a mi primer hijo antes de nacer

Tu corazón tiembla en mi vientre
cada vez que te mueves,
giras como un astro en tu universo,
y yo soy tu universo,
tu infinito rincón y tu horizonte.
Tu conoces mi entraña
yo a ti no te conozco.
Tu serás mi horizonte,
yo soy tu territorio,
tu pedazo de tierra , de raíz y de patria.
Te presiento y te quiero
con un temor extraño de perderte
y un deseo de mirarte a los ojos
de presentarte el árbol y la luna
quisiera conocerte en las palabras
pero aún no tienes gesto ni memoria.
Vives en lo profundo de la ausencia
rodeado de las voces del silencio.
Eres la forma de mi cuerpo y mi sangre
un poco de mi llanto y mi alegría,
la soledad oscura de la tierra,
el implacable amor amor que me devora.
Oración de mi entraña
parcela de mi alma,
destinado a sentir lo que yo siento.

                                                   Elsa Tió.
 
 
 
Acuño mis pensamientos dolorosos
 
Acuño  mis pensamientos dolorosos
y creo que me consuelo de mi misma.
Los trato como a niño que no rinde su llanto
y al ver  mis cicatrices semiabiertas
soy tan ilusa que las llevo hasta las orllas
creyendo que las olas van a borrar
las huellas de la muerte.

Porque venimos del lenguaje del agua
entendemos la  palabra y los silencios
conocemos las que han sido saqueadas
porque esconden verdades y liberan.
Conocemos todos sus remolinos
Las que se hunden de pasión en los ojos
y  se niegan a traicionar memorias y a ocultar los olvidos.

En el atardecer sentimos la presencia
de las cosas profundas que conocen  de abismos  y de rosas
adoramos al tiempo que recuerda una idea
y amó el atardecer que ve nacer la noche en las estrellas.
Y entonces me doy cuenta,  cuantas muertes nos habita la vida,
antes de nacer en las palabras.

Porque tengo un cansancio de vacios
oígo  cantar al río, cuando aprende a morirse .
Redescubro corrientes en mi alma
abordo las palabras y así amontono el tiempo con la nada.

Elsa Tió
 
 
 
Vísteme de cielo
 
Vísteme de cielo que soy luna
para poder alumbrar todas las sombras
caminar descalza por los mares,
perfumar de salitre la aventura
y mirar en lo profundo del reflejo
como flota el silencio en tus palabras.

Visteme de valor que soy la lucha
de tantas mujeres ultrajadas y sólas
que desafían lo cruel, más allá de su sangre
con pasión de justicia, rodeadas por la nada ponsoñosa
que se clava en el pecho de los hombres.

Visteme de paraiso para ser tu pecado
y encontrar la dulzura en lo prohibido
y enrosacarme de luz en tu mirada
y ser fruta sabrosa en tu lenguaje

Visteme de parábolas, para que puedas entender
lo hondo que se vive en las orillas.
y visteme de esquina, para sentir el gozo de esperarte
que estoy hecha del tiempo de la rosa y la emoción de un verso
efímera y eterna a un mismo tiempo.

                                                     Elsa Tió
 
 
 
Con tan solo mirarte
 
Con tan sólo mirarte como a un fruto
mi corazón se entibia y se madura
el polen nos fecunda la memoria
la semilla nos crece entre los dedos
y mi voz te amamanta con palabras de río
y somos la superficie de tantas cosas hondas
como el hijo y el verso que espera les des vida
como el dolor de patria que nos duele en silencio.

                                                                     Elsa Tió
 

Regresa a Inicio

 

All articles herein © "Elver Dugo Taims".